VOLVER MENU TURQUESA

 

 

 

 

 

 

 

La primera vez que se tenga constancia del éxito de la cría en cautividad en Europa fue en París en 1855, en Londres en 1860 y en Bélgica en el zoo de Amberes en 1861. A principios del siglo veinte se creía extinguido, pero en 1920 se volvió a criar en Australia y fue reintroducido de nuevo en Europa donde se adaptó muy bien y se reprodujo con facilidad. En EE.UU., F.H.Rudkin consiguió la primera cría en 1933.

El periquito turquesa es más agresivo que el resto de Neophemas por lo que debe alojarse por parejas separadas durante la cría, incluso hay que tener en cuenta que las voladeras deben de estar debidamente separadas para no tener que lamentar lesiones entre pájaros vecinos. El macho puede llegar a agobiar a la hembra si entra en celo antes que ella provocando continuas peleas, se exhibe apretando el plumaje y cuando está excitado despliega la cola mostrando las plumas amarillas.

En Europa la temporada de cría va desde marzo hasta junio, la hembra pone de 4 a 6 huevos incubados durante 18-20 días, durante este periodo la hembra solo deja el nido que para beber. Los jóvenes abandonan el nido a los 30 días, tienden a ser muy salvajes por lo que hay que tener cuidado que no se lesionen, una vez independientes a las 5 o 6 semanas hay que separarlos rápidamente ya que algunos machos pueden llegar a ser agresivos con la descendencia masculina, a los 4 o 5 meses adquieren el plumaje adulto (Ver descripción Turquesa).

Voladeras de 1 metro de ancho por 2 metros de profundidad y 2 metros de altura son ideales para una pareja, aunque también pueden criar en jaulones de poco más de 1 metro. Los nidos 15x15 cm de base y de 30 a 35 cm de altura con un agujero de 5 cm y una percha en la entrada. El fondo cubierto con viruta límpia, seca y libre de polvo.

El diámetro de la anilla cerrada es de 4 mm, suelen estar buenos para el anillado entre los 8 y 10 días.

 

Resolución de pantalla 1024 x 768

meinor6@hotmail.com

 

.